Menu
Social media
Información de contacto
Dirección

C/ Príncipe de Vergara 12, 1º B

Email

info@pmcm.es

Phone

+10 724 1234 567

Post

La compensación de deudas para aliviar la morosidad entre empresas

  • Publicado por Plataforma Multisectorial
  • - el 06 de febrero de 2015
compartir en:

La compensación de deudas para aliviar la morosidad entre empresas

La morosidad entre empresas es un grave problema, como venimos denunciando, que mantiene en jaque a muchísimos negocios, especialmente pymes y autónomos, mermando su liquidez y frenando considerablemente su desarrollo. Los datos más recientes hablan por sí solos de la dimensión de este problema: desde 2008 más de 400.000 empresas españolas se han visto obligadas a echar el cierre como consecuencia de la morosidad, con todo lo que ello implica igualmente a nivel de pérdida de puestos de trabajo.

Estamos así ante un verdadero drama que parece que no tiene fin y que la Ley de la Morosidad no atina a resolver de forma definitiva, al incidir fundamentalmente en el tema de los plazos de pago cuando el verdadero problema de las empresas, en una gran mayoría de los casos, es la falta de liquidez y el efecto contagio con el que actúa la morosidad: una empresa no paga a otra, esa otra empresa a su vez deja de pagar a otros dos proveedores y así sucesivamente.

La lucha contra la morosidad necesita de una acción contundente por parte del Gobierno y de soluciones prácticas que sean capaces de responder a las necesidades reales de las empresas. En este contexto, es importante que las empresas conozcan qué otras alternativas existen para poder aliviar este problema, como es el caso que nos ocupa hoy: la compensación de deudas.

Qué es la compensación de deudas

Pero, ¿en qué consiste exactamente esto de la compensación de deudas?  La compensación de deudas es un procedimiento totalmente amistoso, regulado por ley, que consiste básicamente en pagar con lo que a uno le deben. Llevado al terreno de las empresas, este procedimiento implica que una empresa puede pagar a sus acreedores con lo que a su vez otras empresas le adeudan sin necesidad de perder liquidez a la hora de ejecutar el trámite. De esta forma, una empresa puede sanear su balance sin necesidad de realizar movimientos de dinero, ayudando a frenar el efecto contagio.

Realmente, la compensación de deudas no es un proceso nuevo. Tradicionalmente se han realizado compensaciones bilaterales entre dos empresas que son, a su vez, deudoras y acreedoras la una de la otra. La novedad se encuentra en la compensación multilateral de facturas en la que se encuentra implicadas 3 o más compañías, lo que se convierte en una efectiva alternativa para aliviar la morosidad entre empresas.

Supongamos que hubiera 3 empresas; una tienda de maderas (A) que le debe 5.000€ a una empresa de reformas (B) por una reparación en su escaparate. La empresa de reformas le debe 5.500€ a un carpintero (C) por varios trabajos que le ha realizado y, a su vez, el carpintero le debe 6.000€ a la tienda de maderas por la compra de material para su trabajo.

En este caso se podría compensar deuda por la menor de las cantidades adeudadas. Tras la compensación, la tienda de maderas cancelará su deuda con la empresa de reformas, la empresa de reformas sólo deberá 500€ al carpintero y el carpintero únicamente deberá 1.000€ a la tienda de madera.

TOTAL DEUDA INICIAL  16.500€ - TOTAL DEUDA COMPENSADA  15.000€ (90%)

Como puede comprobarse en el ejemplo, la compensación de deudas es capaz de reducir las necesidades de liquidez de las empresas y de la economía resolviendo situaciones de actividad económica como la descrita con mucha menos liquidez que la necesaria sin Deudae. En el ejemplo, una actividad económica de 16.500€ es resuelta con tan solo 1.500€ de liquidez. El resto, podríamos decir que se resuelve mediante un acuerdo multilateral de intercambio de bienes y/o servicios.

Hasta hace relativamente poco, no existía una iniciativa que facilitara el acceso de las empresas a la compensación multilateral de deudas reduciendo drásticamente la morosidad, las necesidades de liquidez y los periodos de cobro, manteniendo siempre las relaciones comerciales con clientes y proveedores. De este mismo modo sanean sus balances, lo que les facilita de nuevo el acceso a la financiación.

En este sentido, hay que destacar las puertas que ha abierto la plataforma Deudae.com poniendo a disposición de todas las empresas y autónomos la compensación de deudas como solución a los problemas más importantes que sufren las empresas en la actualidad: falta de liquidez, restricciones de financiación y morosidad.

Cómo funciona la compensación de deudas

El planteamiento de cómo surgió Deudae es totalmente realista y por eso nos parece una iniciativa muy interesante, ya que nace a partir de las necesidades reales de un grupo de profesionales que, como emprendedores en varios proyectos, han sufrido el problema de la morosidad y se han encontrado en numerosas ocasiones con el argumento de “yo no pago porque a mí tampoco me pagan”.

Decididos a encontrar una solución que realmente respondiera a las necesidades de las empresas y autónomos, se pusieron manos a la obra y así nació Deudae, una plataforma de compensación de deudas para que las empresas puedan pagar sus facturas con lo que a su vez les deben y sin que en ningún momento exista un movimiento de dinero como tal para salvar el obstáculo de la falta de liquidez.

El “modus operandi” con el que funciona Deudae es el siguiente: una empresa se da de alta en la plataforma (sin ningún coste) y registra las facturas pendientes de cobro y pago que quiera compensar. Toda esta información es totalmente confidencial. Una vez la información queda registrada en la base de datos, un algoritmo matemático desarrollado a medida para este servicio por la UNED se encarga de cruzar los datos y de detectar distintas cadenas de deuda cerrando así los círculos que permiten la compensación.

Mediante este procedimiento de la compensación de deudas, una empresa puede llegar a ver canceladas totalmente sus deudas o reducidas al mínimo posible. Deudae es una nueva alternativa para las empresas, complementaria a los procesos que utilicen para la gestión de la tesorería y con la que las empresas solo pueden ganar ya que Deudae está totalmente orientado a resultados, de forma que una empresa solo tendrá que pagar una pequeña comisión proporcional al importe de deuda que haya conseguido compensar y no por el uso de la plataforma. Lo que es otro punto bastante interesante relacionado con este tipo de servicios.

Como hemos comentado, el procedimiento de la compensación de deudas es totalmente válido a todos los efectos legales. Si quieres saber más sobre cómo funciona la compensación aquí tienes más información que quizá te puede interesar y resultar de utilidad.